jueves, 25 de diciembre de 2008

Unas navidades en Italia

Ayer noche, un amigo me escribió un SMS que decía así (estaba en Valenciano):

"Buenas noches hermano, abre bien los ojos que esta noche algo importante va a pasar, si lo ves, avísame para compartirlo con la gente"

Este pequeño mensaje, corto, me ha hecho reflexionar mucho. He analizado esta mañana si ayer noche pude ver el acontecimiento, y la respuesta es muy fácil. NO. No vi nacer al niño Jesús en mi corazón, no pude llenar mi casa de luz, de alegría, de sencillez, de humildad,.... en definitiva, no puede llenarme de amor.

Sé muy bien donde esta la esencia de la Navidad, conozco la teoría, pero la praxis la olvido fácilmente. Debo vivir lo esencial de la Navidad, el verdadero fundamento. Ayer estuve pensando mucho en la Navidad de España, (en España es más divertida que aquí, en España se come mejor, en España el dulce el más variado, en en en en ......) En definitiva, estuve comparando, estuve con mi mente en España, con los míos, y, es verdad, la Navidad es una fiesta familiar, pero no es lo esencial, ¿cuanta gente tiene que pasar la Navidad sola, sin ningún familiar? Desafortunadamente, mucha gente,y muchos han dormido bajo las estrellas esta noche, espero al menos que la estrella de Belén les haya alumbrado esta noche, y hayan sentido que hay uno que nunca falla, que nunca los abandona,...

Después, en la misa del gallo, estuve otra vez comparando, y también muy pendiente con lo de inciensar, porque me toco hacer el servicio. En definitiva, no me enteré de que Jesús nació. Si juzgo, si comparo, si añoro, si estoy preocupado por hacer las cosas bien en la misa, .... ¿Cómo va a nacer en mi el amor de Dios? Menos mal que el Señor hoy me regala otro día para encontrar la voz de mi amado.

Señor, ayudame a buscarte en la sencillez de las cosas, en los más humildes, en los enfermos, en los pobres, en los sin techo, en los inmigrantes, en mi enemigo. Tú que te hiciste un bebé, tú que naciste en un comedero de animales, tú que siendo Dios te hiciste el ser más insignificante en la tierra, ayúdame ha descubrirte en el hermano, en la gente que me rodea, todos los días y en cada momento.

Perdonad por el tono melancólico del artículo en este día de Navidad.

Un fuerte abrazo y continúo diciendo a todos: FELIZ NAVIDAD

lunes, 22 de diciembre de 2008

Navidad



Sencillamente quiero desearos que paséis una feliz Navidad junto con las personas queridas, y que tengáis un próspero año nuevo 2009.

jueves, 18 de diciembre de 2008

La Esperanza

video

Hoy se celebra la Virgen de la Esperanza, copatrona de mi pueblo. A la vez se celebra el día internacional de los derechos humanos. No sé si es por casualidad o con mucha intención, pero no creo que se trate de una pura coincidencia.

Ojalá no se celebrara este día, significaría que todos los hombres gozarían de los mismos derechos, pero desgraciadamente no es real. Hoy quiero acordarme de todos los inmigrantes, que deben abandonar a los suyos, su cultura,... simplemente para sobrevivir. ¿Gozan de todos los derechos en nuestros país? Y si es así ¿son aceptados por todo el mundo? o por el contrario, están excluidos socialmente.

Debemos reflexionar, y ver si en cada rostro vemos a un hermano, a una criatura de Dios o tan sólo vemos a un inmigrante, ¿tenemos nuestro particular ranking de inmigración? Estos sí, estos no,.... En fin, debemos pensar un poco, ¿Cómo los veo?¿Cómo actuo? ¿Qué pienso?....

Me voy que llego tarde a una cita, un fuerte abrazo a todos, especialmente a los que viven la exclusión.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Los otros 2



"He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según Tu Palabra" Esta frase de la virgen, que escuchamos muy a menudo en este tiempo de adviento, me viene al pelo para hablar de un tema que tenía pendiente, los otros dos votos de la vida religiosa, la obediencia y la castidad. (Creo que tengo muchos temas pendientes, tendré que revisar lo que he escrito y anotarlos)

La obediencia. ¿Dónde está la obediencia? Se preguntan muchos provinciales hoy en día, están cansados de buscarla (lo sé, chiste fácil, "en el fondo del mar, matarile....") Parece que resulta difícil encontrar hermanos dispuestos a todo, y para todo, aunque los hay.

Es fácil obedecer si esta obediencia entra en los planes personales, pero ¿que pasa cuando esta obediencia no está dentro de nuestros planes o límites? De momento, si hablo en primera persona, siempre ha entrado dentro de mis esquemas, no sé como reaccionaré cuando tenga que obedecer algo que no puedo aceptar por mis propias fuerzas. Si alguna vez no obedezco, por favor, echarme este escrito en cara, os lo agradeceré mucho, a veces nos volvemos ciegos por culpa de nuestro pecado.

La obediencia es como una trufa, que cuando el buscador la encuentra, se alegra por su gran valor y porque se encuentra en pequeñas cantidades. ¿Por qué no estamos dispuestos a movernos a cualquier partede la provincia? Es más, hacemos votos dentro de una orden, extendida por todo el mundo ¿Estaría dispuesto a irme a cualquier parte del mundo tan solo por obediencia ciega? Si digo obediencia ciega, no obediencia dialogada, que es distinto.

Y la castidad, ¿Cómo damos testimonio de ella?Parece que es el voto que más llama la atención a la gente del mundo, y difícil de comprender, ya que el sexo ocupa un lugar privilegiado dentro la sociedad. Pero no todo se reduce a las relaciones genitales, la castidad va más allá, es un desapego del corazón, un vaciamiento interior, un desapego afectivo de las cosas y personas para poder así entregarse totalmente. Pero, ¿realmente estoy dispuesto a dar la vida siempre? ¿O sólo cuando no es la hora del partido de futbol, o la hora de mi santa siesta, o de mi telediario? Es más, ¿estoy dispuesto incluso a sacrificar si es necesario parte de mis vacaciones?

En fin, solo son divagaciones de un pecador como cualquier otro que expresa sus sueños de la vida religiosa, pero la vida real es otra. Un beso grande para tod@s.


martes, 9 de diciembre de 2008

Convenio juvenil

Este fin de semana, mejor dicho, este puente, he asistido a un convenio juvenil carmelita, a nivel de toda la Italia, centrado sobre la Palabra. Ha sido una experiencia maravillosa. Parece que si les hablas de la biblia a los jóvenes se aburren, pero este fin de semana he podido comprobar que no es así.

Estabamos en Sassone cerca de 170 jóvenes (no se si incluirme o excluirme, dependiendo de como se mire, pero opto por una posición de un jóven ya mayor). Habían jóvenes de 14 a 22 años, más o menos, siempre habían algunos que rebasaban los límites, pero eran la minoría.

Se les ha hablado de la Biblia como historia de amor, como amistad, como llamada... Y, SÍ, han entendido de que cosa se les hablaba, han entendido nuestras palabras, pero hay que hablarles con su lenguaje, hay que hablar con la experiencia de vida, con las cosas prácticas y cotidianas, y dejar los terminos teológicos a un lado.

Ha sido una experiencia enriquecedora, he salido del encuentro estupefacto, he escuchado cosas que han dicho jóvenes, que no he oído nunca en una homilía o en una alta lección de teología, que madurez... IMPRESIONANTE Para que luego digan que los jóvenes no quieren saber nada de Dios,que tienen que madurar...

Además aún querían profundizar después de las charlas y el trabajo en grupo, y escuchabas a grupos de jóvenes hablar sobre temas bíblicos en los corrillos. En los pequeños grupos, han dada su experiencia de vida, y la verdad, no tengo palabras para expresarlo.

Todo esto me confirma una cosa. Es a los jóvenes a los que Dios quiere con un mayor afecto, es más, Jesús dejó a su madre al más joven de los discípulos, porque el árbol jóven tiene flexibilidad para afrpntar las dificultades del tiempo, pero al árbol viejo ¿quien lo corrige?

Queridos jóvenes, enhorabuena, sois los elegidos del Señor. Ojalá, dentro de la familia carmelita de España se pudiera hacer una cosa parecida, pero esto es comporta un trabajo de años, individual, parroquial, provincial,.... Hacer madurar a los jóvenes de nuestras parroquias con formación, haciendo grupos, atendiéndolos, escuchándolos,... Lo sé, son muy pocos, y además tenemos mucho trabajo, pero, son el futuro, son nuestra esperanza, deberán tener una fe madura para poder continuar como cristianos cuando sean adultos, porque si no, dejaran nuestras iglesias, y nos quejaremos de que no viene gente. Debemos cuidar nuestros jóvenes.

Un fuerte abrazo frateno y el beso de la paz para todos.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Interesante

video

Otra vez aporto material externo, pero creo que es interesante, aunque eso sí, con un poco de propaganda, pero merecida.(Por cierto, me han recomendado su película "Bella", aún no la he visto, no puedo opinar) Bueno, como siempre, recibid mi mejor abrazo fraterno. (ah, mejor poner en pausa la música)

sábado, 29 de noviembre de 2008

Un testimonio

Esta vez sólo quiero poner el enlace a un artículo que he leído hace unos in stantes, y que supone un testimonio de vida, de fe, de esperanza de frente a la muerte. Un testimonio cristiano, que yo soy incapaz de realizar en estos momentos, porque no vivo el cristianismo con plenitud, no tengo la suficiente fe. Esta clase de testimonios son necesarios en medio de una sociedad que quiere apartar el dolor, quiere esconder el sufrimiento, la enfermedd, la vejez, la muerte,... (otro buen tema para hablar de ello). Nada os dejo con dicho testimonio: http://www.camineo.info/pdf.php?a=6508

Un fuerte abrazo, especialmente a todos los enfermos que sufren el dolor en estos momentos.

martes, 25 de noviembre de 2008

Idem (3)

Esta muy bien hablar de como está la sociedad que nos rodeá, pero yo ¿cómo estoy? ¿Dónde me encuentro? ¿Vivo adecuadamente la opción de vida que he elegido? Son preguntas que me hago a menudo, y que no son siempre fáciles de contestar.

Está claro que estoy viviendo una época de metamorfosis, aunque sé que toda la vida es una metamorfosis, en los últimos años ésta ha sido más acusada, en los ultimos años han cambiado muchas cosas en mi vida, ya no soy el mismo que hace 3 años cuando entré en el Carmelo. Pero, ¿soy feliz? Es la eterna pregunta, pero ahora puedo responder con seguridad que sí, lo soy.

Sí, feliz pero también preocupado. Preocupado porque hay algo en mi interior que se está moviendo. Es una sensación parecida a la que tuve cuando me sentí llamado a la vida religiosa. Siento que no soy coherente con el estilo de vida que he elegido, hay cosas que fallan. ¿soy realmente pobre, casto, obediente?

Pobreza, quizá el voto que más me preocupa. No sé si la vivo, pero creo que no. No me falta de nada, es más, tengo muchos lujos personales, sino que se lo pregunten a alguno de los que vienen a recoger el desayuno todos los días debajo de mi casa (ordenador, 3 comidas aseguradas diariamente, el armario lleno de ropa,...)

Realmente, ¿soy un testimonio ante una sociedad consumista? O por lo contrario, ¿estoy inmerso dentro de la rueda del consumismo? Más bien la 2ª opción, soy un consumista nato, donde no aprecio lo suficiente el valor de las cosas que se usan y se tiran a una velocidad estremecedora. ¿Que pobreza estoy viviendo? ¿Cómo puedo vivirla dentro de la Orden?

No lo sé, ya digo que estoy madurando en este aspecto, quizá pueda vivirla en la orden, quizá en un futuro escogeré otro camino, quizá nunca saldré de la rueda del consumismo. Estoy en un mar de dudas existenciales.

No me convence el discurso que se dice muchas veces: "somos pobres porque nada nos pertenece, es todo comunitario" ¿Y dónde está nuestra pobreza comunitaria? ¿No somos una orden mendicante? ¿No es lícito tener un millón de euros en el banco, por ejemplo?¿Dónde está la providencia? ¿Sabemos donde invierte el banco nuestro dinero (sabiendo que muchos de ellos invierten en el mundo de la armas)?

Pero claro, si un día estamos sin internet, o sin luz, o peor todavía, sin el plato de la comida en la mesa, ¿no nos cabrearíamos? No sé, pero si faltara el Santísimo en nuestras capillas, el cabreo no sería de las mismas dimensiones, de hecho creo que pasaría tiempo desapercibido.

Vivimos igual o mejor que una familia media, con casas grandes, internet, cocinera, mujer de la limpieza, canal satélite,... Creo que estamos viviendo una crisis de vivencia de los votos. (La 3ª crisis). Otro día hablo de los otros dos votos.

Un fuerte abrazo.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Crisis (2)

Seguimos con la crisis. Lo sé, soy un pesado, pero en este largo artículo que escribiré poco a poco, lo modelé un hace poco en un retiro espiritual, y se tocan varios temas. En fin, tened paciencia.

Seguimos con el último tema del que hable. ¿Seguro que no son seres vivos todo los embriones que matamos los mismos seres humanos? Y ya no sólo hablo del hecho de abortar, sino de todos los experimentos que se realizan en este campo. De hecho los mismos científicos no se ponen de acuerdo.

Unos dicen que hay vida humana desde la fecundación (postura de la Iglesia y de algunos científicos), otros dicen que la vida humana comienza con la anidación en el útero (dos semanas). Otros, sin embargo hablan que hay vida cuando la morfología es claramente humana (8 semanas)...
En fin, que hay muchas posturas.

Yo apoyo la primera postura, ya que esos zigotos, ya se contiene el material genético de una futura realidad humana, tiene un futuro, es un ser humano en potencia ¿quienes somos nosotros para quitarles la posibilidad de convertirse en un hombre?

Ya no me enrollo con ese tema, pero siempre que ha habido debates referentes a lo humano, en el fondo se sabe que algo no se está haciendo bien. Hace siglos se debatía si los hombres de piel negra tenían alma o no la tenían. Es importante como crisitianos el defender lo que creemos con buenos argumentos. Dice San Pedro que tenemos que dar razón de nuestra fe. Creo que todos los cristianos debemos estar formados, y nosotros, congregaciones, órdenes, sacerdoter, ofrecer la posibilidad de esa formación.

Lo cierto, es que estamos viviendo una crisis de valores muy fuerte, donde todo está bien. ¿En que se está convirtiendo nuestro país? Sólo hay que ver las noticias, todos los días hay muertos por violencia ¿Dónde están los valores? ¿Dónde está el respeto por los demás? ¿Acaso soy yo el superhombre?

Consumo de drogas, alcohol, pornografía, violencia de género,... Muchos jóvenes viven para el fin de semana, se convierte en el centro de sus vidad, yo también he pasado por ahí, y lo he experimentado. Pero ¿que buscamos? ¿Acaso el finde nos ayuda a salir de nuestras vidas, a olvidarnos de todo? ¿Somos realmente felices? ¿Valorizamos nuestro tiempo? ¿Por qué tantas crisis, estrés, depresiones, divorcios,...? Muy fácil, vivimos por nosotros y para nosotros. Y como no nos aceptamos, no nos amamos tal como somos, entramos en este círculo vicioso. Si nos nos amamos tal como somos, no podemos amar a los demás, si no me amo a mí, si no me acepto con todos mis defectos, no puedo amar a mi mujer, o a mi hermano de comunidad. Porque el mismo Jesús dice de amarse unos a los otros como a uno mismo. Si no amo a los demás, sólo se convierten en instrumentos, donde están sólo para mi propio interés, para satisfacer mis necesidades afectivas o materiales.

Que me enrolloooooooooooooooo.... Corto. Otro día más. Un fuerte abrazo fraterno.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Crisis (1)




Estoy hasta las orejas de esta palabra, "crisis", todo el día se habla de ella, no sólo en España, también aquí en Italia, y es cierto, existe tal crisis, pero sólo en este momento cuando ha habido una recensión económica, se ha empezado a hablar del tema. Demostrando con ello, que en el centro de la sociedad, su verdadero corazón, lo que realmente importa, lo que provoca las guerras y conflictos armados, es el dinero.


Pero, querido lector, la crisis ha empezado hace muchos años. Sí, estamos en crisis en las últimas décadas, crisis de valores, donde todo es relativo, lo que yo pienso es lo importante, lo que vale, y en absoluto escucho a los demás. Si aprendieramos a escuchar (es mi oración de las ultimas semanas, Señor enséñame a escuchar), ¿Cuántas cosas cambiarían? Yo soy el primero que no escucho, cuando el otro habla estoy pensando en otras cosas, estoy en proceso de aprendizaje. En esta sociedad ale mi opinión y lo que piense la mayoría. Sí, la democracia es muy bonita, la mayoría siempre tiene la razón, es la auténtica verdad ¿siempre es así? Sólo quiero recordar que durante la guerra de Irak, la mayoría de los estadounidenses estaban de acuerdo con ella ¿ello significa que esa guerra era buena, o justificable? Jamás, una guerra es siempre mala e injustificada, es inhumana, no hay vencedores, todos pierden, y sobretodo pierde la humanidad que se vuelve en inhumanidad.



Este mismo argumento podemos trasladar al caso del aborto. ¿Seguro que no son seres vivos? ¿No son personas en potencialidad e incluso en acto aquello que estamos matando? ¿Porque se defiende más la vida de los huevos del aguila imperial que las propias criaturas humanas? De esto continuaré hablando en la siguiente entrega. Un fuerte abrazo a todos y especialmente a todos los que están en crisis.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Dios Madre

Ya hace tiempo que está girando este discurso en el ámbito de la Iglesia, aunque no es nada nuevo, pero quizá en una sociedad donde el papel de la mujer ha crecido, y de hecho no debería existir la discriminación por sexo, este discurso de Dios Madre, se ha desarrollado más rápidamente en los últimos años.

Esta muy bien hablar de estas cosas, incluso el darle caracarterísticas femeninas a Dios, ayuda a entenderlo mejor. El sentimiento de una madre hacia sus hijos es un pequeño reflejo del amor que Dios nos tiene. Pero, ¿no deberiamos ir más lejos? Es decir, ¿porque antropomorfizar a Dios? Es verdad que ayuda a entenderlo, pero en una sociedad culta, muy bien podemos explicar que Dios va más alla de cualquier sexo. Dios Padre, Dios Madre, Dios amigo,... todo ello se queda corto, creo que no se puede abarcar a Dios con ninguno de estos términos.

Y Jesús se encarnó en hombre, porque si se llega a encarnar en una mujer, en aquella época, (y no sé si en esta también), nadie le habría hecho caso. Desgraciadamente la sociedad del tiempo de Jesús era machista, y mi sociedad, en cierto punto lo es. No quiero habla de la Iglesia, pero hay mucho jugo que exprimir con este tema dentro de la Iglesia.

Así, que este discurso de Dios Madre, esta muy bien si nos ayuda a entender mejor a Dios, pero si se utiliza para ser politicamente correctos, porque en esta sociedad todos tenemos que ser iguales, para que no te encasillen dentro de los machistas, me parece que estamos siendo falsos.

Esta muy bien el buscar la igualdad, y es a lo que estamos llamados los cristianos, a amarnos los unos a los otros como Jesús nos ha amado, pero si buscamos la igualdad, para luego buscar la superioridad, entonces creo que nos equivocamos

No se hasta que punto deberiamos cambiar el titulo de Dios Padre, quiza lo deberiamos suprimir, o quiza deberiamos añadir otros términos que también abarca. No se si estoy diciendo herejias, pero yo no encasillo a Dios dentro de ningún sexo, para mi supera toda antropomorfización.

Hay que recordar la sociedad donde se formó las bases de nuestra actual Iglesia, una cultura greco-romana, donde el papel del hombre era dominante, y la mujer estaba subordinada, por eso habría que revisar muchas cosas sobre el papel de la mujer en la Iglesia, pero estoy entrando en un terreno fangoso, y no tengo buenos argumentos para hablar de ello.

Que la paz del Señor esté con todos vosotros (término genérico e inclusivo)

jueves, 6 de noviembre de 2008

La sexualidad dentro de la Iglesia

No es fácil hablar de un tema como éste, porque es causa de muchas controversias, y hasta hace unos años un tema tabú. Pero quiero recordar que la Iglesia, esta formada por hombres y mujeres sexuales, y por supuesto, los sacerdotes y religiosos también somos seres sexuales. Aunque hay que entender el verdadero sentido de la sexualidad, no encasillándola y no reduciéndola a los temas de las relaciones sexuales, porque con ello se empobrece el término, es una sexualidad más amplia, donde nosotros optamos no por una donación total a una persona de distinto sexo o del mismo, sino optamos por una donación total a todas las personas, hasta tal punto que nuestra vida no nos pertenece.

Pero de esto no quería yo hablar, quizá otro día profundice en el tema, aunque hay muchas cosas escritas sobre ello. Quería hablar de un reciente documento que ha sacado el Vaticano, que esta removiendo los pistones de muchas imprentas. El documento se llama "Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio".

Lo he pegado, porque con este nombre, no hay ser que lo aprenda. En fin, el tema polémico, es un asunto ya antiguo, y que en un documento de hace 10 años ya se remarcó. La no admisión a la formación sacerdotal de las personas con tendencia homosexual.

No voy a confesar si estoy de acuerdo o no con el documento, aunque lo podáis imaginar, pero creo que es un tema que se debe madurar dentro del seno de la Iglesia.

En primer lugar, son seres creados por Dios, y por tanto deben ser amados y respetados. Son mi hermano y mi hermana. No sé porque se da en algunos sectores de la Iglesia ese total rechazo.

En segundo lugar, creo que Jesús en estos días, diría esta frase " los homosexuales os precederán en el reino del cielo".

Tercero. Parece que al hablar de homosexualidad, se habla de desenfreno sexual, pederastia, anticlericales... Pero, ¿nos creemos todo lo que sale en los medios de comunicación? Creo que dentro de la Iglesia hay muchos sacerdotes homosexuales, y seguramente viven la castidad perfectamente. Aunque reconozco que no debe ser fácil, si nos referimos a la vida religiosa, de convivir con personas que fisicamente te son atrayentes.

Cuarto. Aportan otra visión distinta. Pueden aportar su mayor sensibilidad por las cosas, pueden aportar nuevas ideas, a esta Iglesia que a veces aún huele a rancia..

En fin, no quiero crear polémica, no es mi intención. Yo cambié mi visión cuando conocí la homosexualidad de un amigo, y tuve tiempo de llorar con él, y tiempo de revisar cuantas veces había juzgado a los homosexuales, encasillándolos a todos en un mismo parametro. Como he dicho, es un tema polémico, y por ello se puede discutir.

Un fuerte abrazo a tod@s.

miércoles, 29 de octubre de 2008

oración egipcia

Quiero transcribir una pequeña oración que he encontrado en un manual que utilizo en clase, y que es del siglo XIV a.C.. Seguramente no tendrá nada que ver con el original, porque en las traducciones se piede el sentido, pero permanece el sentiniento. El poema está dirigido al dios Amón, pero yo voy a cristianizarlo.

Es increible ver que los sentimientos del hombre hacia su Dios, no cambian, porque pertenecen a la misma naturaleza del hombre, porque no lo olvidemos, el hombre es un ser religioso por naturaleza, y aunque en nuestras sociedades quieren eliminar a Dios, es imposible eliminarlo de lo más profundo del HOMBRE. Vamos al poema, que de este tema se puede hablar profundamente otro día:

Tú eres el protector para el pobre,
Tú el padre del huérfano,
Tú el esposo de la viuda
es dulce pronunciar tu nombre
Eres como el gusto de la vida:
como el pan para el niño
como la ropa para el desnudo
como la sombra del árbol en la estación calurosa
como el soplo de la brisa para el que está encarcelado.

Es más largo, pero con esto creo que es suficiente para mostrar este poema.

Un fuerte abrazo fraterno a tod@s

miércoles, 22 de octubre de 2008

¿Fraternidad = amistad?

Hace unos días atrás, estuve en el messenger con una amiga, hacía tiempo que no "hablaba" con ella. Este encuentro con ella, me ayudó a reflexionar sobre la amistad. Es quizás una de mis mejores amigas, y sin embargo nos hemos visto una sola vez. Nos conocimos por carta (sí, sé que suena muy clásico, pero es una forma distinta y más personal), y ella conoce muchas más cosas que gente de mi alrededor, a pesar de la distancia.

Todo ello hace cuestionarme si soy amigo, o no, de mis hermanos. No he leído nada sobre el asunto, confieso que soy un hombre de poca lectura, pero, en la palabra "hermano", ¿ya debería ir incluida la palabra amigo? O viceversa, ¿es mi amigo y por tanto mi hermano?.

No sé, muchas veces me doy cuenta que no trato con todos mis hermanos igual, y en cierto modo, humanamente es comprensible, aunque un buen cristiano no debería tener grandes apegos por nadie, excepto con el que ya todos sabemos.

Mi hermano y mi amigo, sí, algunos lo son, pero otros, en mi caso, se quedan sólo en el término hermano. Una vez leí que los buenos amigos se deben contar con las palmas de las manos, y la Sagrada Escritura dice que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Estoy confuso, creo que podría hacer tres niveles de fraternidad.
  • Mi HERMANO, porque es mi hermano en la orden y porque es mi amigo, y
  • Hermano, porque hemos profesado en la misma orden.
  • hermano: porque es hijo de Dios

Creo que me he hecho un lío yo sólo, pero no tengo ganas de repasar el texto, que sea lo que Dios quiera. Un fuerte abrazo a todos y un beso muy grande para ellas.

jueves, 16 de octubre de 2008

Señor transfórmame en un televisor

Ante mi sequía de ideas, acudo a una oración:

Señor, quiero pedirte un favor:

Transfórmame en un televisor

para que mis familiares tengan cuidado de mi,

como ellos cuidan de él,

para que ellos me miren con el mismo interés.

Me gustaría hablar como un presentador:

Cuando él habla, toda la familia escucha

En silencio y con gran atención

Me gustaría sentir sobre mí el mismo cuidado,

Que mis familiares me lleven entre pañales.

Me gustaría ser un televisor

Para ser el mejor amigo de mis familiares.

Señor, solamente por un día

Transfórmame en televisor.

jueves, 9 de octubre de 2008

¿Una oración básica?

En un apunte anterior, hablé de la oración de contrición, que me comprometí aprendérmela. Sincerándome con vosotros, aún no me la he aprendido, de hecho, hoy la he leído por segunda vez. Pero hoy me he fijado en una frase. Para que os hagáis una idea, os transcribo la oración, porque supongo que muchos de vosotros, como yo, no la conocéis:

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre, Redentor mío, por ser vos quien sois, bondad infinita y por que os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido, también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Animado con tu divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta, para el perdón de mis pecados. Amen

Supongo que ya sabéis en que frase quiero hacer hincapié. La famosa oración, la aprenderé, casi como un acto de orgullo, o al menos, la llevaré escrita. Pero lo que no puedo hacer, llevarla a mi vida. La frase: "porque podéis castigarme con las penas del infierno", me suena a una época de la inquisición o una época preconciliar. Y no estoy diciendo que el infierno no exista, lo que quiero decir es que no creo en un Dios que castigue. Nosotros somos los que nos castigamos a nosotros mismos al alejarnos de Dios, eso sí que es para mí la verdad. Dios nos ha dado la libertad, el gran preciado don, y nosotros elegimos el camino a seguir.

No, no puedo hacerla vida. A mí, la oración tiene que salirme de dentro, sentir lo que digo, hablar desde el corazón. Y digo esto porque no soy dado a aprenderme todas estas oraciones ya impuestas (excepto las primordiales). Seguramente serán mejores que las que a mí me salen, con mejores palabras, mejor redactadas, y escritas por grandes teólogos, pero a mí me gusta hablar a los amigos con mis propias palabras.

¿Herejía? Pues no lo sé. No afirmo que mis palabras sean mejores ni peores, y por supuesto, me encantan los textos bíblicos, sobretodo los salmos, porque estos si que expresan los mismos sentimientos que yo quiero expresar, pero no son a ese tipo de oraciones a las que me refiero.

Ya han pasado más de 40 años desde el Concilio VAticano II, y creo que hay muchas cosas que no acaban de arrancar. Hay muchos frutos del concilio, y esto lo he podido experimentar, pero se podrían mejorar. Debemos mostrar esa cara renovada de la Iglesia, mostrar a un Dios amor y quitar de la mentes de la sociedad al Dios castigador, al Dios inquisidor, a ese Dios que lo prohíbe todo. "La Iglesia lo prohíbe todo..." (preservativos, abortos, matrimonios homosexuales,...) Pero no podemos quedarnos en ese paso, tenemos que decir que es lo que defendemos y por qué. En fin que me enrollo como una persiana.

Un fuerte abrazo fraterno.

domingo, 5 de octubre de 2008

Un hombre llamado anónimo


Sí, ya sé que se ha escrito mucho sobre estas cosas, pero necesito expresar lo que siento desde que estoy en Roma. Estoy viviendo en estos momentos en un convento grande, con luz, agua, calefacción,... y sobretodo, compañía y alimento. Pero sólo bajar las escaleras del convento, todos los días me encuentro un hombre que duerme en la calle. ¿Cómo se llama? No lo sé. ¿Por qué no me acerco a él y hablo con él? ¿Miedo? ¿Orgullo?...

Son muchas las cosas que me rondan en la cabeza, y no sólo hay este hombre, entre semana,cuando voy al curso de italiano por la mañana, me encuentro con una fila enorme que vienen a tomar un desayuno caliente al comedor. Después los parques por donde paso, estan llenos de personas, porque son como tú y como yo. Y yo, ¿que voto de pobreza he hecho? ¿Es relativa? ¿Es auténtica? Estas cosas me desconciertan, y mi alma no está un poco atormentada, no sé si soy coherente con el estilo de vida que he tomado. ¿Se puede vivir de otra forma la pobreza?

Son muchas señales que he recibido estos días. En la lección de italiano, vi el film sobre San Francesco de Asís, verdadero ejemplo de pobreza. Luego toda la experiencia recibida este verano en la República Dominicana, y finalmente un cuento que me ha enviado una amiga hace unos días, que habla de esta temática.

No puedo pasar por delante de estas personas sin que mi corazón se contraiga, espero no acostumbrarme nunca, y que me sean indiferentes. Espero que aquí en Roma, donde por desgracia abundan, pueda encontrar la serenidad que necesita mi alma en estos momentos con respecto al tema. ¿Sería capaz de hacer como San Francisco? Creo que sé la respuesta, conozco mis limitaciones.

Perdonad otra vez estas pequeñas divagaciones. Un beso para ellas y un fuerte abrazo para ellos.

martes, 30 de septiembre de 2008

El Caliche




El Caliche, es un barrio de Santo Domingo, donde he podido vivir cerca de un mes durante este verano. Sobre este tema ya he escrito rios de tinta, porque ha significado mucho para mí, pero creo que es justo que también exprese lo que siento en este medio de comunicación.


Durante casi todo el mes de agosto, un grupo de 7 jóvenes españoles, todos relacionados con la familia carmelita, hemos ido, mediante la ONG Karit, a la Rep. Dominicana. En este barrio, he dejado muchas cosas, pero lo más importante es que parte de mi corazón aún permanece en él. ¿Por qué? Por que he recibido muchísimo de aquella gente, por eso puedo decir que la riqueza de los pobres me ha ganado.

¿Por qué me ha ganado? Por que a pesar de sus circunstancias, de sus problemas, son más felices que yo, que materialmente no me falta de todo. Que lo poco que tienen te lo ofrecen, y sobretodo te ofrecen lo más valioso que poseen, una sonrisa, una mirada, un "gracias",.... Una sonrisa sincera, no ficticia como en nuestra sociedad. Una mirada transparente que lo dice todo, cuando por ejemplo les das algo de comer cuando llevan un día sin hacerlo, un "gracias" de corazón.

Son muchos recuerdos, muchas imágenes, muchas las cosas que me traigo en mi maleta interna, pero he podido ver a Dios en cada uno de los niños con los que he podido trabajar durante este tiempo. No puedo expresar en una líneas lo que siento, lo he intentado anteriormente con alrededor de 10 folios, pero todo ello no plasma lo que tengo dentro. Os invito a ver las fotos de los enlaces de la ventana lateral, y quiero que os fijeis en sus caras, ya me contareis.

Un abrazo fraterno a tod@s los que se asoman a esta ventana.

viernes, 26 de septiembre de 2008

El tiempo

Ante todo, quiero dar las gracias a todos aquell@s que dedican su tiempo a leer éste sencillo rincón de internet.

Me ha gustado mucho el comentario de Marcos, es una buena homilía (en sentido positivo). La figura de la oveja perdida siempre me ha gustado, porque me identifico. Una vez escuché que cuando el pastor pone en sus hombros a la oveja, muchas veces tiene que aguantar que se mee encima de él, ya que la oveja está asustada. Así me siento yo, hago cosas peores que la oveja, y una y otra vez el Señor viene a buscarme.

Gracias también a mi hemano carmelita. A nadie nos gusta que nos coloquen en la realidad, que nos den un pequeño empujón para despertarnos (¿alguién recuerda el término aragonés?) Es difícil aceptar que mi vida no me pertenece, y que debería ser Cristo quien viviera en mí.

La ya conocidísima Cortinitas, con su comentario, me ha hecho reflexionar sobre cómo podemos lavar la cara de la Iglesia. ¿Que imagen ofrece la Iglesia de Dios? Es un buen tema para reflexionar otro día. Yo, como todo cristiano, soy partícipe de la imagen de Dios.

En definitiva, gracias a todos por perder un poco de vuestro valiosísimo tiempo. Y de esto quería hablar. Se dice que el tiempo es horo, y en buena medida es cierto, sobretodo en nuestra sociedad occidental. Si se pudiera, la gente compraría el tiempo, y aún así sería pobre de tiempo, porque no hace falta añadir horas al día, sino cambiar la mentalidad.

El poder convivir en otra cultura, como yo he hecho este verano, me ha ayudado mucho en este aspecto. Por cierto, el libro "Momo" es una perla del tema tiempo. He vivido toda mi vida inmerso dentro del ritmo impuesto por la sociedad, e.d., colegio, conservatorio, scouts, repasos,...

Y sólo después de un parón en mi vida, donde pasé una fuerte crisis existencial, pude decidir mi verdadero camino. Ahora me pregunto, nosotros como carmelitas, ¿también estamos inmersos en este ritmo frenético? ¿Somo ricos de tiempo o por el contrario siempre nos hace falta más? ¿Es necesario el multi -apostolado? ¿Tengo tiempo para estar a solas con Dios? ¿Tengo tiempo para escuchar a la gente en un lugar que no sea el confesionario?

Yo soy el primero que caigo en éste ritmo, pero quizás, viviendo casi como los demás, no sea lo que estén esperando de mi. La gente necesita ser escuchada, necesita a alguien que sepa escuchar y también dar una palabra. En fin, como siempre, no me hagáis mucho caso. Sólo son pensamientos en voz alta.

Un fuerte abrazo.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Dos visiones distintas

Seguramente, esto que voy a contar surga de un pequeño rebote, porque soy un orgulloso, y me hace falta una buena dosis de humildad, pero necesito contarlo.
Esta tarde, he ido a confesarme, porque ya me hacía falta, en verano siempre me relajo y lo dejo pasar. He acudido a Santa María la Mayor, que está muy cerca de donde habito. Después de buscar un confesionario para confesarme en español (el italiano aún no lo domino), y después de esperar un bueb rato a que una mujer terminara, por fín llegó ese momento que tanto estaba esperando, la verdad, lo necesitaba, y hasta ahora, la penitencia siempre había sido para mí, un acto de alegría, porque siempre salía feliz de ella.

Pero esta vez ha sido distinto, primero un confesionario de estos antiguos que no se ven nada, pero bueno, eso no es lo más importante, aunque prefiero poder hablar cara a cara. Pero lo peor para mí ha sido el rapapolvo que me ha metido, y sobretodo después de decirle que era religioso.

No lo sé, pero creo que una confesión, no puede convertirse en un interrogatorio, y después, que es donde verdaderamente me ha herido, y por eso he salido como un toro herido, me ha pedido el acto de constricción, y le he dicho que no lo sabía, y me ha contestado que era una vergüenza.

Puede ser, que sea una vergüenza que no lo sepa, pero nunca había oído hablar de este acto hasta el año pasado que lo hablamos una vez en casa. Ahora me lo tendré que aprender, porque aquí en Italia si que se usa esta oración.

En fin, sólo quiero marcar y señalar, que yo creo en otro tipo de Iglesia, una Iglesia, donde no todo se centre en conocer una serie de oraciones, y cuantas más sepas y digas, eres más santo, aunque no está mal todo esto, pero el cristianismo en que yo creo es distinto de este. No podemos seguir enseñando esta clase de cristianismo, y ojo, no quiero decir que nos tengamos que relajar en el aspecto de la oración, pero son muchos los caminos que llevan al Señor, y este tipo de camino quizá no es el más adecuado para llegar a los jóvenes.

En fin, perdonad este desahogo, fruto de una herida interna, y espero que alguno comprenda lo que quiero decir. Otro día hablare sobre la idea de Dios que yo tengo.

Un fuerte abrazo.

jueves, 18 de septiembre de 2008

¿Qué es el hombre?


"¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él?", así dice el salmo 8. Muchas veces, cuando recapitulo mi vida, me doy cuenta, que en mucha situaciones allí ha estado Dios. Tengo que darle muchas gracias por todo lo que me ha regalado. Él se entregó por mí, yo en cambio, me cuesta perder un gramo de mi vida por los demás. Siempre permanece fiel, en cambio yo, le traiciono todos los días. ¿Por qué Señor me quieres así? Me cuesta aceptar que siempre que caigo, hay uno que me regoge, Al que mucho se le perdona, mucho ama. ¿Será este mi caso?

Muchas veces me pregunto, ¿por qué estoy metido en este camino? Si soy un pecador como todos, o incluso más. Las dudas siempre me sobrevienen, y el amor inicial con que empecé este camino, ha desaparecido, aunque su recuerdo me da fuerzas. En fín, sólo sé que estoy en este camino, y que soy feliz donde estoy. Estos días me surgía la oración de San Agustín:"Señor dame castidad y yo te daré fidelidad". Que así sea.

martes, 9 de septiembre de 2008

Saverio

Quizá mi nombre no es muy conocido aquí en la bella Italia. Cuando me preguntaban cómo me llamaba, se quedaban un poco extrañados, además la pronunciación les resulta difícil. Así, que muchos por aquí me llaman Saverio, que es Xavier en italiano.

Este cambio de nombre, de momento no significa nada para mí, incluso a veces no me doy por aludido cuando me llaman de esta forma. Pero el cambio de nombre, en la literatura bíblica y en la cultura semita, siempre ha sido signo de un cambio, de un punto de inflexión en la vida de la persona. Ejemplo de ellos son los casos de Abrahan, Jacob, Pedro,...

No soy ningún exégeta, ni ningún biblista, pero lo que quiero decir, es que este cambio de nombre , esperó que se convierta en un cambio de vida. Esta nueva etapa en Italia, espero que se convierta en un basamento fundamental en el edificio de mi vida. Que puedan decir los que me conocen, "éste hombre ha cambiado, no es el mismo..."

Son muchas las cosas que me han ocurrido en poco tiempo. La misión en el Caliche, la digestión de todo lo vivido n esas tierras, el examen pendiente, la despedidas, tanto de Rep. Dominicana como de Salamanca, una nueva comunidad, una nueva casa, una nueva lengua, cultura,...

Que todo lo vivido, no se convierta en recuerdos vanos y pasajeros, sino que se conviertan en memorial de mi vida. Un abrazo fraterno a todos.