lunes, 28 de febrero de 2011

Therese (The movie)



Esta película ya hace tiempo que se realizó, pero solamente ahora la han traducido al español, muy pronto se podrá ver en las pantallas españolas, de momento os la dejo subtitulada. Disfrutadla si tenéis tiempo.

viernes, 25 de febrero de 2011

Reestructurando el blog


Como habéis visto, en los últimos días he empezado a incrustar vídeos de temática carmelita. También, si os dais cuenta, he puesto unas nuevas pestañas al margen izquierdo, aún falta terminar la "obra", pero mi intención es añadir distintas pestañas para un mejor acceso a los distintos recursos de temática carmelita. Me he dado cuenta que tenía muchas cosas, unas en este blog, otras en el otro, otras en algún servidor que otro de descarga directa,.... Así que me he decidido a ponerlo todo junto para un fácil acceso, y así poder encontrar todas "mis cosas" en un sólo sitio. Así que este blog pasa a ser también un blog de recursos carmelitas, y cuando termine de importar las entradas, desaparecerá el blog "descargas carmelitas", o quizás no, no lo sé, ya veremos. 
Finalmente también he puesto un reproductor de música al margen derecho, hay que darle al botón play para poder escuchar, así que no moleste cuando se vean vídeos. Quiero poner en este reproductor algunas de mis canciones favoritas de temática cristiana, pero las cosas de palacio van despacio. Como dicen aquí en Italia "pian piano si va lontano".
En fin, perdonad las molestias, seguimos trabajando.

jueves, 17 de febrero de 2011

Se terminaron los exámenes

video
Con el fin de mis exámenes, os dejo este vídeo de Les pretres, me imagino que ya entenderéis porque lo pongo, ¿no? jejeje... en fin, disfrutadlo.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Dejarse amar por Cristo permite soportar peso de la vida cotidiana, dice el Papa

 Comparto noticia, ya casi termino los exámenes.
En la Audiencia General de hoy, el Papa Benedicto XVI habló sobre el gran místico del siglo XVI San Juan de la Cruz, quien muestra con su ejemplo que la purificación del alma es un trabajo de Dios y que si uno se deja amar por Cristo puede soportar con alegría el peso de la vida cotidiana.
En el Aula Pablo VI el Papa recordó que San Juan fue "amigo espiritual de Santa Teresa de Jesús, reformador, junto con ella, de la familia religiosa Carmelita, proclamado Doctor de la Iglesia por el Papa Pío XI en 1926 y apodado en la tradición Doctor mysticus, 'Doctor místico'".
Nacido en Fontiveros, cerca de Ávila, en 1542, de una familia pobre, ingresó como carmelita en Medina del Campo. En 1567 fue ordenado sacerdote. Con motivo de la celebración de su primera misa se encontró por primera vez con Teresa, que "le expuso su plan de reforma del Carmelo".
Al renovar su profesión religiosa adoptó el nombre "de la Cruz". San Juan colaboró estrechamente con ella en la reforma, "lo que le supuso graves sufrimientos", llegando incluso a ser encarcelado por una acusación injusta.
Mientras se preparaba para viajar a México, enfermó gravemente y murió en diciembre de 1591. Fue beatificado por Clemente X en 1675 y canonizado por Benedicto XIII en 1726.
El Papa Benedicto XVI explicó que San Juan de la Cruz "es considerado uno de los poetas líricos más importantes de la literatura española. Sus obras más conocidas son cuatro: 'Subida al Monte Carmelo', 'Noche oscura', 'Cántico espiritual' y 'Llama de amor viva'".
"En el 'Cántico espiritual', San Juan presenta el camino de purificación del alma. En 'Llama de amor' describe con detalle el estado de la unión transformadora con Dios. La 'Subida al Monte Carmelo' presenta el itinerario espiritual desde el punto de vista de la purificación progresiva del alma, necesaria para escalar la cumbre de la perfección cristiana, simbolizada por la cima del Monte Carmelo".
El Papa señaló que "la 'Noche oscura' describe el aspecto 'pasivo', es decir, la intervención de Dios en el proceso de 'purificación' del alma. El esfuerzo humano, de hecho, es incapaz por sí mismo de llegar a las raíces profundas de las inclinaciones y de los hábitos malos de la persona: sólo las puede frenar, pero no desarraigarlas por completo. Para ello, necesita la acción especial de Dios, que purifica radicalmente el espíritu y lo dispone a la unión de amor con Él".
"El ritmo de crecimiento de la fe, la esperanza y la caridad va en paralelo con la obra de purificación y con la unión progresiva con Dios, hasta transformarse en Él. Cuando se llega a esta meta, el alma se sumerge en la misma vida trinitaria. Por eso, el Doctor místico sostiene que no existe una verdadera unión de amor con Dios si no culmina en la unión con la Trinidad".
El Papa cuestionó luego si la vida de San Juan de la Cruz tiene algo que decir al cristiano normal en su vida cotidiana o si es un ejemplo para pocas almas selectas que pueden seguir este camino de purificación, de ascesis mística.
"El camino con Cristo, el ir con Cristo, 'la Vía', no es un peso añadido al ya suficientemente duro peso de nuestra vida; es algo totalmente diverso; es una luz, una fuerza que nos ayuda a llevar este peso".
"El dejarse amar por Cristo es la luz que nos ayuda a llevar el peso cotidiano. Y la santidad no es una obra nuestra, muy difícil, sino que es esta 'apertura': abrir las ventanas de nuestra alma para que la luz de Dios pueda entrar, no olvidar a Dios porque en la apertura a su luz se encuentra fuerza, se encuentra la alegría de los redimidos".
El Papa alentó a pedir "al Señor que nos ayude a alcanzar la santidad, a dejarnos amar por Dios, que es la vocación de todos nosotros y la verdadera redención".
En su síntesis en español, el Papa dijo que San Juan de la Cruz enseña que "para llegar a la unión de amor con Dios hay que purificarse de todo afecto desordenado. Pero este proceso, aunque exige la colaboración del hombre, es obra de Dios, ya que el ser humano por sus propias fuerzas es incapaz de realizarlo. En cambio, mediante la fe, esperanza y caridad, se dispone a la acción de Dios, amándolo con el mismo amor con que Él lo ama".
"Siguiendo las enseñanzas de San Juan de la Cruz, os exhorto a que recorráis el camino hacia la santidad, a la que el Señor os ha llamado con el bautismo, abriendo vuestro corazón al amor de Dios y dejándoos transformar y purificar por su gracia. Muchas gracias", concluyó.
Tomado de: aciprensa

jueves, 10 de febrero de 2011

Una creativa fidelidad

Hace tiempo que prometí escribir sobre éste tema, pero la verdad, casi lo había olvidado. ¿Por qué debemos ser creativos y fieles al mismo tiempo?
Muchas veces escuchamos los lamentos de los católicos de que somos pocos, que los jóvenes no quieren saber nada de la Iglesia, incluso muchos ni siquiera creen en Dios, de que cada vez hay menos vocaciones,... y una larga retahíla de quejas y lamentos.
Es cierto que hay sobre todo dos factores importantes que han llevado a esta situación. Por una parte, el secularismo, que no es una cosa nueva, sino fruto de un largo trabajo desde hace ya unos cuántos siglos, exactamente desde el Renacimiento, pasando por la Ilustración y el modernismo. Poco a poco, la Iglesia ha ido perdiendo influencia en la sociedad, y la razón ha ocupado en centro de esta. Han sido muchos autores que han incidido fuertemente en que la razón todo lo puede dominar: Marx, Nietzsche, Freud, Feuerbach,....
Por un lado, es cierto que tenemos hacer uso de la razón, nosotros los cristianos tenemos que dar razón de nuestra esperanza (1Pe 3,15), pero no podemos olvidar también la parte trascendente, aquella parte que se nos escapa, no podemos olvidar a Dios (aconsejo leer la Fides et Ratio). Si olvidamos la trascendencia que está inserida en el corazón del hombre, podemos llegar a tratar incluso a los hombres como simples objetos, y no lo somos.

El otro punto básico de esta crisis, ha sido el lenguaje que ha utilizado la Iglesia durante los últimos decenios. Gracias a Dios, el Espíritu suscitó al Papa Juan XXIII la convocatoria del Concilio Vaticano II, pero aún estamos pagando parte de esa herencia que hemos recibido y el cambio de sentido del concilio, aún no se ha aplicado en su totalidad. 
Antes del Concilio, la Iglesia tenía un lenguaje demasiado jurídico, con una imagen de un Dios como juez que castiga las culpas, incluso tenía demasiado poder en la sociedad (en España aún pagamos las consecuencias de un régimen dictatorial y el papel que desarrolló la Iglesia en aquella época).

Pero ahora, ¿que toca hacer? Primero, ser creativos, para poder anunciar el Reino de Dios en una sociedad del siglo XXI. Tenemos que hacernos la idea que no sólo desde el púlpito se evangeliza, hay que saber leer los signos de los tiempos y usar las nuevas tecnologías; el otro día el mismo Papa afirmaba la importancia del internet como oportunidad de misión. También tenemos que salir de las sacristías, no quedarnos encerrados y buscar en otros ámbitos. No se pueden dar ejemplos concretos porque hay que ver las circunstancias de cada lugar.Por eso hay que saber ver, para poder juzgar las necesidades y poder así actuar.

La otra cara de la moneda, es la fidelidad. No podemos empezar todo desde cero, la Iglesia tiene una gran Tradición que tenemos que seguir, y para ello, tenemos que conocerla. Empezando por la Biblia, ese gran libro que los católicos desconocemos, y siguiendo por los Padres y todo el actual Magisterio. No se puede amar aquello que no se conoce. Personalmente incidiría mucho sobre el re-descubrir de la Biblia a todos los católicos, empezando por nosotros lo religiosos y terminando por los niños de primera comunión. 

Bueno, tengo muchas más cosas en la cabeza, pero basta por hoy, que uno se aburre de leer textos tan largos, hay que ser más concretos, pero esta vez me he pasado un poquito, perdonadme. Recibir un fuerte abrazo.
Rezad por mí.

jueves, 3 de febrero de 2011

Dos animales salvajes: el sufrimiento y la muerte

"En un tiempo no muy lejano, habían dos animales que convivían con esos extraños animales que se auto-denominan "humanos". Estos dos animales eran normalmente salvajes pero muchas veces, los humanos se acostumbraban a tenerlos en casa, y no los rechazaban. Pero pasó el tiempo, y los humanos llegaron a una época de progreso, y poco a poco, con la técnica, olvidaron estos animalitos, que progresivamente quedaron escondidos en el bosque, sin embargo, continúan la tradición de visitar asiduamente a los humanos, y estos a la vez intentan borrar la huella de estas visitas cada vez más desagradables, pero es imposible, la naturaleza vence en este campo al ser humano. Los nombres de los animales son: sufrimiento y muerte".

Con este pequeño cuento que me he inventado, he querido simbolizar una realidad muy actual. Es verdad, hace tiempo, en las casas, estaban acostumbrados a convivir con la muerte y con el sufrimiento. De hecho, los velatorios se hacían en casa, los niños se chocaban de frente con esta dura realidad, los enfermos terminales permanecían en casa hasta la defunción, y esto, quieras o no, hacía que te entrenaras en el sufrimiento, y cuando llegaba el animalito,sabías como domesticarlo.

Sin embargo, el sufrimiento se ha convertido ahora en un tema tabú de la sociedad moderna, así como hace unas décadas el tabú era el tema del sexo, en estos tiempos, el gran tabú de las sociedades occidentales, es el sufrimiento y la muerte.

En mi cultura, cuando un familiar, amigo o conocido se pone enfermo, es normal acudir a acompañarlo en los momentos de sufrimiento en el hospital, a veces incluso hay demasiada gente en la habitación; y si por desgracia muere, pues ahí vamos todos a acompañar a la familia. 
Pero en los países nórdicos, por ejemplo, te comunican por teléfono que ha muerto tu familiar, y ya se encarga el hospital de hacer los trámites para enterrarlo o incinerarlo, y ni siquiera se acude al acto. (No juzgo la cultura, sino solo informo).

Es una forma de huir del sufrimiento, pero estas técnicas existen en todos los países, porque vamos a ver ¿creéis que las residencias de ancianos, asilos,... están llenas por casualidad? ¿Siempre es por falta de tiempo? ¿Y por qué creéis que los matrimonios de hoy en día duran lo que dura un telediario? ¿Es por que se termina el amor? No, no, no..... No estamos acostumbrados a sufrir, y a la mínima que nos encontramos cara a cara con este animal, huimos, y yo el primero. ¿Que razón puede llevar a las personas a quitarse la vida?¿Por qué crece el número de suicidios en la sociedad llamada "desarrollada"? Y pongo desarrollada entre comillas, porque en muchos aspectos no estamos muy desarrollados.

Queridos hermanos y hermanas, tenemos que aceptar que somos finitos, débiles, frágiles, y eso es andar en verdad, que es la humildad, como diría Santa Teresa. Si somos humildes podremos aceptar que no sólo dependemos de nuestras fuerzas, y cuando vendrán los sufrimientos, los sabremos aceptar, porque nos apoyamos en aquel que murió por nosotros, en Cristo nuestro Salvador.

Haciendo una introspección de mi vida, me he dado cuenta que no he sabido aceptar muchos sufrimientos. Cuando se morían mis familiares, sea por vejez, sea por enfermedad, no he sabido estar con ellos, rechazaba la situación, y evitaba el contacto con el sufrimiento. 
Por muchos años, también mis estudios me hicieron sufrir, el no aceptar que era capaz de superarlos a la primera, y que quizás necesitaba otra oportunidad. Gracias a Dios, este aspecto ha sido redimido en mi vida, ahora estoy en exámenes, y claro que me ponen nervioso, pero tengo una gran paz interior, porque al fin y al cabo, es sólo un examen.

Amigos y amigas, el mundo no es un cuento de Disney (que me gustan mucho), pero la realidad es muy distinta a aquella que nos venden en las series y películas de televisión, y tenemos que aceptar los momentos difíciles al igual que aceptamos los buenos momentos, volvamos a domesticar a estos animales salvajes.

Rezad por mí.