sábado, 21 de noviembre de 2009

La cruz y Genesaret

Ya sabéis queridos lectores que no entro mucho en polémicas, pero esta vez quisiera expresar algunas ideas que me vienen en mente con respecto a la polémica de la cruz en las instituciones públicas, polémica surgida desde la jurisdicción europea.

Quiero esta vez citar un texto de la biblia: (Mc 6, 53-56)

53 Después de atravesar el lago, llegaron a Genesaret y atracaron allí.

54 Apenas desembarcaron, la gente reconoció en seguida a Jesús, 55 y comenzaron a recorrer toda la región para llevar en camilla a los enfermos, hasta el lugar donde sabían que él estaba.

56 En todas partes donde entraba, pueblos, ciudades y poblados, ponían a los enfermos en las plazas y le rogaban que los dejara tocar tan sólo los flecos de su manto, y los que lo tocaban quedaban curados.


Os preguntaréis, ¿pero que tiene que ver una cosa con otra? ¿que relación tiene la polémica de la cruz con este texto? Sencillamente desvarío, ya lo sabéis, pero ahí van mis reflexiones.

Como sabéis, Genesaret estaba al otro lado de lado del lago, lejos (en términos relativos) de la zona de Jesús, donde creció, y como sabéis, era una zona de paganos, donde el judaismo no era la religión dominante. Sin embargo, cuando llego Jesús, lo reconocieron. Seguramente su fama se extendió por la región fácilmente, sobre todo sus milagros, pero ¿entendieron estos paganos su mensaje? ¿acogieron el reino? Difícilmente lo entendieron. La clave esta en ese verbo en negrita: "reconocer". Sí, reconocieron a Jesús, pero, no lo conocieron.

Ahora pasamos al otro plano, al de la cruz, mucha gente reconoce el símbolo de la cruz, aunque seguramente reconocen más gente el signo de Mc Donalds o el de Cocacola. Sin embargo, creo que mucha gente sabe lo que representa ese símbolo, lo reconocen, pero ¿lo conocen? ¿saben lo que hay detrás de ese símbolo? NO, ciertamente que no.

Todo este movimiento, ante todo, ha surgido de gente que confiesa ser atea, o agnóstica, normalmente, gente que personalmente o a través de los padres, han perdido la fe, ya no creen en esa cruz, y según ellos, "ataca a mis creencias". Pero, profundicemos un poco más. Sabemos, muy bien todo lo que representa Jesucristo para los cristianos, el fue el revelador del Padre, nos enseñó a amar a todos los seres humanos.... (se pueden decir muchas cosas) Y entonces, ¿por qué lo quieren quitar de la vida pública? ¿No será porque no hemos sabido, los cristianos, dar a conocer a Jesucristo en medio de la sociedad? ¿no será porque los eclesiásticos no hemos anunciado el reino con nuestras vidas? ¿hemos sido capaces de morir por todos? O por el contrario, ¿hemos buscado modos de darnos la vida, buscando la comodidad, el poder, el dinero,...?

Cierto que estoy a favor de la cruz, pero en una sociedad donde no significa nada, quizás está de adorno más que de testimonio. Quizás la gente que no lo conoce, lo compara con la foto del rey de España que siempre está al lado... Quizás a la gente le gustaría más colgar un cuadro precioso de un paisaje, además incluso puede motivar a los alumnos,...

En fin, podrán quitar las cruces, pero lo que nunca quitarán es el testimonio del crucificado, y nosotros somos portadores de ese testimonio, nosotros tenemos que ser esas cruces con patas que van por todo el mundo.

Os dejo un frase que salió en el osservatore romano:

“El crucifijo no genera ninguna discriminación. Calla. Es la imagen de la revolución cristiana que diseminó por el mundo la idea de la igualdad entre los hombres, hasta entonces ausente. El crucifijo representa a todos. Antes de Cristo nadie había dicho jamás que todos los hombres, ricos y pobres, creyentes y no creyentes, judíos y no judíos, negros y blancos, son iguales y hermanos”.

Os cuelgo también el artículo donde lo he leído por si a alguno le interesa. Descargar aquí

Besos y abrazos para todos.


Publicar un comentario