lunes, 26 de octubre de 2009

Siempre eres fiel



A veces no te quiero ver, pero siempre estás ahí, a veces no te quiero escuchar, pero tu palabra siempre resuena en mi corazón, a veces no te quiero tocar, pero tú no apartas tu mano de mi cabeza, a veces no te quiero ni oler, pero el perfume de tu amor siempre llena mi olfato, a veces no te quiero ni probar, pero el tenerte cerca me produce un buen sabor de boca. Gracias Señor por no abandonarme aunque yo me aleje de ti. Gracias Señor.
Publicar un comentario