jueves, 22 de octubre de 2009

Rodearse de caricias




He descubierto por casualidad a este canta-autor, tiene canciones preciosas. Rodearse de caricias, que maravillosa frase. Olvidamos muy fácilmente este pequeño gesto en nuestras vidas. Que maravillosa acción, la caricia. ¿Acaricio el verdadero rostro de mi hermano? ¿O sólo lo veo a distancia? ¿Toco su verdadero rostro, con su imperfección y su belleza? Señor, enséñame a acariciar al igual que una madre hace con su hijo. Recibid una fuerte caricia.
Publicar un comentario